PHILO T. FANSWORTH

El que leyó la letra chica
El enigmático Philo T. Farnsworth es el cráneo tras Illegal Art, una asociación americana sin fines de lucro que enfrenta las leyes de propiedad intelectual. Recicla composiciones ajenas y echa sal en la herida: difunde música de artistas que le han “robado” samplers a otros. El ladrón que roba al ladrón…, o cómo ser intransigente aprovechándose de los “bugs” en las leyes de copyright.

Primero fue Shawn Fanning y el Napster. Ahora el enemigo de la RIAA (la asociación de las discográficas americanas) es Philo T. Fansworth: el chico que tomó el nombre del creador de la televisión y, a la manera de Corredor X (el hermano enmascarado de Meteoro), esquiva a los abogados sin que puedan atraparlo. ¿Su defensa? “Tomamos lo ilegal y lo volvemos intocable”.

Confiado en los atajos legales de la ley de copyright (el “uso limpio” permite el uso de obras ajenas en caso de parodia o comentario) fundó Illegal Art: ahí publica material que infringe derechos de autor (mash ups y remixes “ilegales”, más artes visuales).

Sus obras cumbres: “Deconstructing Beck” (editado por IA, con músicos del circuito bootleg que desarmaron temas como “Odelay” en 2500 piezas) y un compilado (el número 11) con artistas que usaron (sin permiso), samples de James Brown, Johnny Cash y otros. Algunos temas: “Bittersweet Symphony” (The Verve sampleando a Jagger-Richards) “Rock Hard” (Beastie Boys “recortados” por usarle “Back on Black” a AC/DC).

La colección de samples fue presentada en Chicago y hubo ruido. “Esta gente es tan culpable como cualquiera que piratea el trabajo de otro”, dijo el abogado de Paul McCartney.

Los guerrilleros del copyright aún tienen online (www.illegal-art.org) el controvertido “The Grey Album”, en el que Dj Danger Mouse cruzó “The White Album” (de Los Beatles) con “The Black Album” (Jay Z). “No estamos contra las leyes de propiedad intelectual, sino de lo que impide que un artista use su habilidad para interactuar con discos ya editados”. Y Philo se jacta de no tener un juicio que pueda prosperar: “Los sellos hasta ahora se preocuparon por la piratería, no por las posibles alteraciones digitales, así que vamos a seguir editando lo que querramos”.

Este artículolo fue tomado de la p?na web “Diario Clarín”

Anuncios

About this entry